Boda Fernando y Patricia - alfonsolara
La hora de la mañana invitaba desde luego al picoteo.

La hora de la mañana invitaba desde luego al picoteo.

boda